Miguel Hernández

BE escriu · abril 2017

Llegó con tres heridas

Llegó con tres heridas
la del amor,
la de la muerte
la de la vida.

Con tres heridas viene,
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.

Con tres heridas yo,
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.

Cancionero y Romancero de ausencias (1938-1941)

Miguel Hernández

El poeta Miguel Hernández
75 aniversario de su muerte

Si buscáramos una palabra que identificara a Miguel Hernández sería COMPROMISO, se comprometió en su vida hasta el tuétano. Símbolo de la tragedia y de la lucha por la libertad, siempre nos mostró un mensaje solidario, social y político.

Miguel escribió quizás las poesías más tristes y realistas sobre la condición infantil, pero también compuso los poemas más hermosos y llenos de vida. Miguel no sólo amaba a los niños, sino que él nunca dejó de ser niño.

La poesía de Miguel Hernández se compone de cinco grupos temáticos: La naturaleza, poesía amorosa, poesía social, poesía en guerra y poesía lírica.

Tres tristes tópicos: Poeta pastor = cabrero; poeta del pueblo = rojo y poeta del sacrificio = mártir.

Nuestro poeta es probablemente el más atípico de la historia de la literatura española, pero es un poeta necesario. Pasó de considerar a su poesía “viento de Dios” para situarla en “viento del Pueblo”. Atrapado entre la cruz y la pared, dignificó el oficio de poeta hasta límites heroicos al asumir con el pago de su vida el compromiso consigo mismo y con el pueblo español. El 18 de enero de 1940, el Consejo de Guerra contra Miguel Hernández sentencia:

“Resulta probado, y así se declara, que el procesado, de antecedentes izquierdosos, se incorporó voluntariamente en los primeros días del Alzamiento Nacional al 5º Regimiento de Milicianos y que más tarde pasó a Comisario Político de la Brigada de Choque, y también, que intervino entre otros hechos, en la acción contra el Santuario de Santa María de la Cabeza, dedicado a actividades literarias, es miembro de la Alianza de Intelectuales Antifascistas y ha publicado un buen número de poesías y crónicas y folletos de propaganda revolucionaria y de excitación contra las personas de orden y contra el Movimiento Nacional, donde se hacía pasar por poeta de la revolución.”

Ante estos crímenes y sin ninguna garantía jurídica, el Tribunal lo condenó a muerte. Seis meses después, el dictador le conmutó la pena de muerte por la de treinta años y un día de reclusión.

De acuerdo con la Ley 52/2007, la Ley de la Memoria Histórica, hacemos un llamamiento mediante recogida de firmas, para solicitar la declaración de reparación y reconocimiento de la rehabilitación de Miguel Hernández y exijamos la revisión y anulación de la sentencia dictada por el procedimiento sumarísimo.

Este sería el mejor homenaje que le podríamos hacer a la persona del poeta Miguel Hernández, limpiar su memoria de la mezquindad, de la venganza y de la ignorancia.

El poeta murió asesinado en vida a los 31 años.

Antonio Pérez
Associació de Veïnes i Veïns de Benimaclet

També pot interessar-te