Luis Pastor

BE sona · març 2017

Foto: Pepe Castro

Luis Pastor
Canciones para construir utopías
Entrevista per Alejandro Murcia


Concert: Divendres 31 – 21.30h
Kaf Café
C/ Arquitecte Arnau, 16

foto: Pepe Castro 

Luis Pastor

¿Qué ha cambiado del artista que comenzó hace 40 años al de hoy en día? Ha cambiado todo. Soy más mayor, he evolucionado, he aprendido. Cuando somos adolescentes hay mucha valentía pero al mismo tiempo muchas inseguridades, miedos y mucho que aprender. Por otro lado, la esencia del cantautor que soy, creo que ha cambiado poco. Lo que me llevó a cantar y lo que me llena cantando es tocar el corazón de las personas, hacer que la poesía sea el reflejo de los sentimientos y el alma. Todo eso se conserva, y sobretodo el niño cantarín que yo era y que sigo siendo, que canta cuando le da la gana a todas horas en cualquier sitio. Eso es lo que me mantiene vivo y activo, disfrutando del escenario porque, si no, estaría planteándome el retiro.

Has recorrido España y parte de Europa con tu guitarra, ¿con que lugar te quedas, musicalmente hablando? Yo creo que Portugal, porque es el eje que constituyó mi música desde los 18 años. Me dejé influenciar por José Afonso y la música portuguesa y todo lo que conllevaba la revolución de los claveles en aquellos años. De todas formas, no creo que uno tenga que quedarse con un solo sitio para cantar, creo que la música, allí donde va, transmite lo que uno lleva consigo mismo.

¿Supone un reto, después de tantos años en la música, encontrar nuevas formas de inspiración? Siempre es un reto crear y siempre lo ha sido. Pero la inseguridad de aquellos años siendo más joven, ya no la tengo. Cuento con más seguridad a la hora de afrontar cualquier composición. Pienso que no hay retos, una vez que te pones todos tenemos capacidades. Creo que mi triunfo es haber sido un joven trabajador, casi sin estudios, y haber conseguido escribir mis sentimientos en poesía y en canciones a lo largo de tantos años. Así que, hoy en día, componer no me supone algo que me quite el sueño. Todo lo contrario, es un placer.

Han pasado más de 40 años desde que se censuró tu primer disco, ¿las restricciones en la música continúan a día de hoy? Recientemente, un cantante de rap ha sido juzgado y castigado, por lo tanto es visible que sí. Evidentemente no de la misma manera en la que se perseguía en el pasado. Antes se perseguía todo de forma diaria y de manera más arbitraria, sin juicios legales. Cuando llegó la democracia y la libertad llegó otro tipo de censura, la económica, que es la que decide que salgas o no en un periódico. Es el poso de la censura disfrazada de formas diferentes.

Has participado en teatro y en un documental. Acabas de publicar tu primer libro de poesía, ¿qué te queda? Ahora mismo estoy redactando mi biografía en verso. Supongo que, en el futuro, escribir más libros. Por otra parte ¿qué nos queda por hacer? Supongo que la tarea cotidiana: la supervivencia de seguir trabajando para poder comer y seguir creando melodías y escribiendo cosas interesantes. Yo creo que nos queda todo por hacer, sobre todo nos queda por hacer un mundo más justo, que es todo lo contrario de lo que se está haciendo ahora. Lo que nos queda por hacer es seguir viviendo, que es lo más bonito que hay, porque creo que la vida es una suerte.

¿Qué nos vamos a encontrar en tu concierto en el Kaf Café? Mucha verdad, mucha emoción, mucho sentimiento, mucha ternura, todo lo que refleja el mundo de mi poesía y de mis canciones.

entrevista: Alejandro Murcia
foto: Pepe Castro

També pot interessar-te